¿Reptil o mamífero?

descarga (2)descarga (3)

Hace alrededor de 250 millones de años (finales del Pérmico, Paleozoico) ciertas especies de reptiles iniciaron un proceso de evolución desarrollando características peculiares para los animales de su época, y a pesar de que eran reptiles, estas características son más bien propias de los mamíferos. Es por esto que aquellos animales fueron denominados tradicionalmente como ‘reptiles mamiferoides’.

Para empezar los reptiles poseen unas extremidades cortas, robustas y gruesas, lo que hace que su movimiento, por lo general, sea lento y torpe. Pero este género de reptiles desarrolló unas extremidades más largas y sostenibles que les permitirían ser más ágiles.

images (3)

Esqueleto de inostracevia

images (4)

Aquí podréis observar una escena típica del pérmico superior: un joven scutosaurus siendo atacado por un inostracevia.

Inostracevia comparado don un ser humano

Inostracevia comparado con un ser humano

Un ejemplo de reptil mamiferoide sería el ‘inostracevia alexandri’. Esta criatura habitaba la región de lo que hoy sería el noroeste de Rusia, la zona llamada Arkhangels. Pertenecía a la familia de los gorgonopsídeos, los depredadores por excelencia del Pérmico superior, y éste era posiblemente el más grande o uno de los más grandes de todos, poseyendo el tamaño de un oso pardo actual. Era un rápido y letal depredador a distancias cortas. Como todos los gorgonopsídeos, esta criatura poseía una importante hilera de dientes entre los que destacaban dos enormes caninos que sobresalían del maxilar superior.

En esta imagen se puede apreciar la eficacia que poseían los caninos del rubidgea

En esta imagen se puede apreciar la eficacia que poseían los caninos del rubidgea

Pero fue el rubidgea, un reptil mamiferoide hallado en Karoo (Sudáfrica), la criatura con el mayor desarrollo dental de este género, pareciendo así un cruce entre un felino dientes de sable y un tiranosaurio.

Al final del Pérmico, estos animales fueron víctimas de una extinción masiva, aunque algunos reptiles mamiferoides carnívoros más pequeños poseían ciertos rasgos que les permitieron sobrevivir, como pudieron ser unos dientes que les permitiesen masticar adecuadamente.

Los gorgonopsídeos fueron totalmente erradicados, por lo que los supervivientes, al carecer prácticamente de competidores, durante el siguiente período, el Triásico (Mesozoico), se convirtieron en los ancestros de los primeros mamíferos.

En el siguiente vídeo de la serie ‘Caminando con monstruos’, veremos a un grupo de scutosaurus (herbívoro típico del Pérmico superior) en plena migración, cuando se topan con un gran gorgonopsídeo, posiblemente un inostracevia:

*Si te ha gustado esta entrada participa y dale a me gusta, no olvides compartirlo en tus redes sociales y/o comentar todo cuanto quieras y si quieres leer más en mi blog, sígueme por wordpress o por email (para ello da tu correo electrónico y cuando lo hayas hecho, métete en tu cuenta de email, habrá un nuevo mensaje, es para confirmar que quieres seguir este blog) a la izquierda de la página. Ya son más de 400 usuarios los que siguen este blog, ¡únete a ellos! 🙂

Anuncios

Megaraptor namunhuaiquii

En el periodo Cretácico, en Argentina, existieron muchos dinosaurios que destacaban por ser especialmente grandes, como el argentinosaurus, el gigantosaurus, y otros muchos más. Pero existía un depredador que destacaba entre los demás, y su nombre era `megaraptor´.

El nombre del megaraptor, en latín, significa `ladrón gigante´. Este dinosaurio vivió hace aproximadamente 98 millones de años y perteneció a un género compuesto únicamente por él. Era un animal solitario, por lo que a la hora de cazar sus presas, no recibía ninguna ayuda, y se alimentaba de dinosaurios herbívoros de toda clase, pero su presa favorita eran los famosos iguanodones.

El megaraptor fue un terópodo carnívoro de entre 8 y 9 metros de largo y de constitución robusta. La característica más notable era una garra en el dedo 1 de la mano en forma de hoz de 42 centímetros de largo. Aquí os muestro dos imágenes en las que podéis ver la reconstrucción de un megaraptor adulto, y en la otra, su imponente garra, que posiblemente sea uno de los fósiles más valiosos de mi colección hasta el momento.

images  483839_1485380898391221_7307736099296925422_n

El megaraptor fue descubierto en 1998 por Fernando Novas, inicialmente como un carnívoro de gran tamaño, probablemente perteneciente a la familia de los dromeosáuridos. El material inicial y holotipo estaba compuesto por una sola garra fósil, de unos 30 cm de longitud, que se asemejaba notablemente a la hoz metatarsal propia de los dromaeosáuridos, y por algunos otros restos de muy poca significación, lo que dificultaba la identificación certera del individuo. El descubrimiento posterior de un miembro delantero completo, sin embargo, demostró que esta garra gigante tenía un origen metacarpiano, específicamente del primer dedo, y que este dinosaurio no pertenecía a la familia de los dromeosáuridos. Los restos provienen de la Formación Portezuelo, del Grupo Neuquén, sobre la costa norte del Lago Barreales, en la Provincia del Neuquén, Argentina.

Un dinosaurio que se cree que puede estar relacionado con megaraptor fue encontrado en el sudeste de Australia, en la `Ensenada del dinosaurio´. Se calcula que la criatura medía alrededor de la mitad del tamaño de megaraptor. Todavía no se la ha nombrado. Este hallazgo puede demostrar que la desintegración de Gondwana fue posterior a lo que se pensó alguna vez.

*Si te ha gustado esta entrada participa y dale a me gusta, no olvides compartirlo en tus redes sociales y/o comentar todo cuanto quieras y si quieres leer más en mi blog, sígueme por wordpress o por email (para ello da tu correo electrónico y cuando lo hayas hecho, métete en tu cuenta de email, habrá un nuevo mensaje, es para confirmar que quieres seguir este blog) a la izquierda de la página. Ya son más de 400 usuarios los que siguen este blog, ¡únete a ellos! 🙂

Smilodon Fatalis

wpid-img_20140917_221438.jpg

El smilodon fatalis fue un gran felino que habitó el continente americano en el Pleistoceno y vivía en grupos familiares muy semejantes a las manadas de leones que podemos ver hoy en día en la sabana africana. Este gran felino no fue el más grande de los felinos prehistóricos, ya que los ha habido más grandes a lo largo de toda la era Cenozoica, como su primo sudamericano, el smilodon populator, el más grande de todos los smilodones.

Tanto el smilodon fatalis, como el smilodon populator, se extinguieron a finales del Pleistoceno debido a la desaparición de los grandes herbívoros, ya que ellos se alimentaban de los herbívoros más grandes de su época como el mamut colombiano, el macrauchenia, el toxodonte, es decir, al desaparecer sus principales presas, estos animales tuvieron que adaptarse y cazar presas más pequeñas como ciervos o gacelas, pero estos animales son mucho más veloces que los smilodones, por lo que al felino le resultaría imposible cazar estas presas. Llegados a este punto, los smilodones fueron muriendo de inanición, uno a uno, lo que los llevó a una de las extinciones más trágicas de la historia natural conocida como `El ocaso de los grandes felinos´.

images-2imagesimages-1wpid-img_20140917_224730.jpg

*Si te ha gustado esta entrada participa y dale a me gusta, no olvides compartirlo en tus redes sociales y/o comentar todo cuanto quieras y si quieres leer más en mi blog, sígueme por wordpress o por email (para ello da tu correo electrónico y cuando lo hayas hecho, métete en tu cuenta de email, habrá un nuevo mensaje, es para confirmar que quieres seguir este blog) a la izquierda de la página. Ya son más de 400 usuarios los que siguen este blog, ¡únete a ellos! 🙂